Los clubes de lectura

Déjame que te hable de los clubs de lectura.

Año 2013.
Bernard Betz se harta de estudiar sus manuales de biotecnología. Como quiere leer sin esfuerzo, crea el Libro Neuronal, un implante que absorbe el contenido de las páginas impresas y almacena su información en una matriz intracraneal de celdas y transistores.
El Libro Neuronal, claro, vende millones de unidades, pero tiene perversos defectos: su campo eléctrico provoca epilepsia, y crea una violenta dependencia entre los usuarios por ampliar su biblioteca virtual.
Hoy, poseer libros raros es peligroso, pues los miembros de los clubes de lectura los buscan con denuedo y matan a sus propietarios.

El nombre de estos yonkis culturales es un vestigio de lo que fueron. Ya no charlan: ahora, sólo cazan.


SinDios
Relatos en menos de 250 palabras para gente con prisas.
© del autor.

Este relato se creó para el Concurso de Microrrelatos de Libro de Notas, cuyos ganadores ya han sido elegidos. Felicidades a los tres, porque se lo merecen.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: