El origen del mal

Al principio, el Hombre sólo quería comida, fuego y refugio, pero se le apareció Minia, la Serpiente Cósmica, cuya cola dorada despertó su avaricia. El Hombre intentó capturarla, más no pudo, y jamás olvidó su fracaso. Por eso, aún hoy la busca con denuedo y violencia.

Y el dinosaurio estornudó... - Relatos en 50 palabras o menos. © del autor.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: